Felicidad vs. Responsabilidad ¿Por qué son compatibles?

29.01.2019

Cuando me levanto cada día a pensar el próximo programa formativo, cuando escribo esta nota o comparto las novedades en redes sociales, realmente estoy siendo una persona feliz. Y para ser honesta, también una persona responsable con sus tareas, su profesión y sus objetivos.

En el inconsciente colectivo habita cierta información que introduce una creencia disfuncional en nuestra vida: la responsabilidad parece ser la antítesis de la felicidad. Una idea que no comparto.

Entonces ¿qué es ser responsables? La responsabilidad implica ser consecuentes con nuestras elecciones y decisiones, con los compromisos asumidos y la dirección que le damos a nuestra vida. El tema es que muchas veces somos muy responsables respecto de decisiones que no nos representan, de vidas que no queremos vivir y de elecciones que no hicimos.

"El precio de la grandeza es la responsabilidad" 

Winston Churchill

Para ser grandes debemos responsabilizarnos. Empezando por nuestras decisiones. Este es un tema del que mucho se habla pero poco se hace. Esto se vincula en gran medida con que hacernos cargo de quienes elegimos ser implica tomar responsabilidad ante la dirección que le damos a nuestra vida. Cuando definimos como queremos vivir y nos responsabilizamos de esa decisión, no nos cuesta nada "ser responsables" en el día a día y de hecho esa responsabilidad nos proporciona disfrute.

Somos felices cuando escuchamos nuestra más profunda esencia y somos coherentes y consecuentes con ella. La responsabilidad aflora como una consecuencia inevitable a ese estado y la sensación es de fluidez.

¿Cuánta responsabilidad tenés con lo que te hace feliz? 

By: Tannia Ivana Santos